¿Qué estudia la ortografía española?

3136

En palabras de la RAE, en su Ortografía española (2010) la definición de esta disciplina lingüística es la siguiente:

La ortografía es el conjunto de normas que regulan la correcta escritura de una lengua. Se denomina también así la disciplina lingüística que se ocupa de describir el funcionamiento del sistema ortográfico, de fijar sus normas y de efectuar las modificaciones necesarias para la mejor adecuación a sus fines.

¿Cuál es la función de la ortografía?

La comunicación escrita es como una especie de código del lenguaje. Usamos este código cada día para poder comunicarnos. La función de la ortografía es poder garantizar el correcto funcionamiento de las herramientas de ese código.

La ortografía como unidad lingüística del español

Al unificar un código común para un gran número de hablantes, se fortalece la unidad del idioma español, por encima de las diferencias o modismos propios que puedan existir en cada país. Sabemos que la palabra «hola» significa un saludo en todos los países de habla castellana. Esa es la gran riqueza del español y no por nada es uno de los idiomas más hablados del mundo.

Los 7 criterios de la RAE para fijar las reglas ortográficas

Más de una vez nos habremos preguntado lo siguiente: ¿Cómo saber qué reglas aplicar en la ortografía del español, que criterios decide tener la Real Academia Española para crear una nueva regla o eliminar una antigua?

En el manual oficial (2010) la institución nos brinda las siguientes razones o criterios que rigen al momento de fijar las normas de ortografía:

  • Debe existir adecuación entre grafía y pronunciación: Esto significa que se pretende evitar en la escritura letras que no tengan una repercusión en el lenguaje oral.  Es decir, el sistema ortográfica procurar recoger una palabra y representarla gráficamente lo mas fiel posible a su pronunciación
  • Correspondencia biunívoca entre letras y fonemas: Este principio establece que cada fonema debería estar representado por una sola letra
  • La etimología: Este criterio estima que, en lo posible, en la grafía de una palabra se debe respetar su étimo, es decir, la palabra original de la cual proceden.  Esto explica algunas palabras como «psicología». Sin embargo, como es de notar, este principio puede chocar a veces con el anterior que habla de la unificación entre fonema y letra.
  • Uso constante: Significa que una ortografía determinada es valida en razón de la frecuencia de su uso mayoritario a través del tiempo. Quizá sea uno de los más importantes criterios.
  • Homónimos: Este criterio señala o establece diferencias ortográficas para evitar confusión en casos de homonimia, ejemplo: basto ( de tosco) y vasto ( de extenso). Como señala el manual de ortografía, se trata de un criterio de poca utilidad práctica
  • Analogía: Este criterio señala que las variantes flexivas de una palabra que son de una misma raíz léxica, deben presentar una ortografía idéntica en el segmento que comparten: Ejemplo: cantar, cantautor, canciones, canto, hambre, hambruna, etc
  • Unidad ortográfica: Este sería como el criterio supremo al que deben adecuarse los demás expuestos. Como su nombre lo indica, la ortografía representa un código común que ser entendible para todos los hablantes, sin importar el lugar donde residan y las diferencias peculiares que puedan existir en el habla.