Home Gramática ¿Qué es un vocativo? Concepto y ejemplos

¿Qué es un vocativo? Concepto y ejemplos

Un  vocativo es aquel vocablo que sirve para  llamar o nombrar a una persona o cosa personificada cuando nos dirigimos a ella.

El uso más común de un  vocativo es el del nombre de la persona a la que nos dirigimos, pero puede ser también un nombre común, tales como la posición social o familiar (colega, mamá) y la profesión o el título.

El diccionario de la RAE define al vocativo en los siguientes términos: Dicho de una expresión nominal: Que se usa en función apelativa; p. ej., Pepe en Pepe, ven un momento, por favor

Forma correcta de escribir los vocativos

Ortografía: El vocativo puede ir al  inicio de una oración, en medio o al final, y se separa del resto con comas.  (a menos que coincida con otro signo, como punto, punto y coma, etc.):

Ejemplos de cómo escribir los vocativos (señalados en negrita)

¡Hola, Julia!
Ven, Andrea, que ya empiezan las noticias en la tele. [Nos dirigimos a Andrea]
Dígame qué tengo, doctor. [Nos dirigimos a la doctora]
Gracias, vida. [Nos dirigimos a una persona con la palabra vida]
¿Qué decías, Juan?
Mamá, quiero chorizo.
Sí, señoar.
Hasta luego, José.
Me han despedido, Ismael: no podremos irnos de vacaciones.

La relevancia de la coma en el vocativo se aprecia en el siguiente ejemplo:

Andrés, lee la lección. [Nos dirigimos a Andrés y le pedimos que lea la lección]
Andrés lee la lección. [Afirmamos que Andrés está leyendo la lección]

Uso del vocativo frente a  un sujeto

En ciertas ocasiones pueden surgir dudas sobre si o usted (y sus plurales) sirve de sujeto o de vocativo. En el primer caso, simplemente se especifica que nos dirigimos a esa persona:

Ve si quieres, porque yo  me quedo en casa
Dígame usted su nombre.

El vocativo también sirve  para llamar la atención:

¡!, regresa aquí.
¡Eh!, ¡ustedes!, que por ahí está prohibido pasar.

Fórmulas con vocativo

En el caso que  el vocativo exprese desagrado o rechazo, se emplea a veces el adverbio so como refuerzo:

Mira en la enciclopedia, so listillo, y verás que estás equivocado.
¡No hagas eso, so bestia, que lo vas a romper!

Por el contrario, ciertas fórmulas afectivas van con un posesivo, precedidas de mi o seguidas de mío:

Repíteme, mi amor, lo mucho que me quieres.
Siempre estaré a tu lado, cielo mío.

También se usa mi en el ámbito militar cuando un inferior se dirige a un superior:

Así es, mi capitán.

Algunas palabras se usan preferentemente en plural en los vocativos, como niños, chicos:

Venid ya, niños.
Chicas, salid ya de la piscina.

También puede ser una personificación:

Hay que ver, botas mías, lo que habéis pateado.

Fuente: Wikilengua

Salir de la versión móvil